ENTREVISTAS POR "UN MUNDO MEJOR" #3: LOLA HIERRO

/, Un Mundo Mejor/ENTREVISTAS POR "UN MUNDO MEJOR" #3: LOLA HIERRO

ENTREVISTAS POR "UN MUNDO MEJOR" #3: LOLA HIERRO

[et_pb_section admin_label=”section”][et_pb_row admin_label=”row”][et_pb_column type=”4_4″][et_pb_text admin_label=”Texto” background_layout=”light” text_orientation=”left” use_border_color=”off” border_color=”#ffffff” border_style=”solid”]
Foto de Portada de Javi Sánchez Salcedo. Redactor de Mundo Negro
Desde “Algo más que un viaje” y con Fundación Recover, en favor de quien estoy cruzando África en bicicleta (apoyad nuestro proyecto aquí!), tenemos el placer de presentar la Sección de Entrevistas de “Un Mundo Mejor”, donde esta vez entrevistamos a Lola Hierro.

¿QUIÉN ES LOLA HIERRO?

Lola Hierro tiene 33 años y es la entrevistada perfecta de esta Sección de Un Mundo Mejor. Un ejemplo para todas las jóvenes con ganas de cambiar el mundo. O por lo menos mejorarlo un poco, con su granito de arena.
Lola es periodista, y siempre ha actuado poniendo este granito en pos de un mundo mejor. Ha ganado varios premios como el X Premio Periodístico Memorial Joan Gomis, el XVII Premio Joven de Comunicación o el Premio de Periodismo de Manos Unidas”. También fue finalista de los Premios Enfoque de Periodismo.
Actualmente forma parte de Planeta futuro de El País y es coordinadora del blog Migrados, también de El País, donde da voz al fenómeno de la inmigración.
Pero además es fotógrafa “por necesidad” y viajera empedernida. Veamos qué tiene que contarnos.
 
Eres una chica ocupada. Para empezar, cuéntanos tus objetivos y tu “motor de motivación personal” en Planeta Futuro y Migrados?
En primer lugar, aprender a ser mejor periodista. Pero me gusta hacerlo en esta sección porque es mi manera de contribuir a que las personas que menos voz tienen, sean escuchadas. Es una batalla diaria por visibilizar realidades que no siempre llegan a las portadas de los medios de comunicación y, aunque a veces frustra, al menos pienso que es un trabajo que da sentido a mi vida.
Todos tenemos que contribuir con algo para hacer de éste un planeta mejor, es nuestra obligación. El médico cura, el profesor enseña y yo hago mi parte con el periodismo.
 
¿Cómo se siente estando en la redacción editando y maquetando noticias? ¿Ves esta función como un canal para dar voz a quien no la tiene?
Naturalmente, me gusta más salir fuera y escribir mis propios reportajes que estar metida en una redacción editando los textos de otros. Pero si todos los periodistas estuviéramos por ahí y no hubiera nadie llevando el timón en la oficina, esas historias nunca llegarían al público. El trabajo de los periodistas en las redacciones y de los editores es clave, es igual de importante que el del reportero que está en medio de África.
 
Pero empezaste con el periodismo musical… donde dices haber disfrutado mucho entrevistando a tus ídolos de juventud. ¿Por qué lo dejaste?
Durante unos ocho fui a miles de conciertos, entrevisté a mis ídolos del Rock, hice docenas de críticas de discos… Me lo pasé en grande durante mucho tiempo, pero cuando tenía 25 o 26 decidí parar porque estaba quemada, sentía que me repetía escribiendo, que siempre era más de lo mismo. Además, cada vez me sentía más interesada por hacer el periodismo que hoy hago, de corte más social.
De todos los premios que te han dado, ¿de cuál te sientes más orgullosa y por qué?
De todos por igual, pero si solo puedo elegir uno, quizá el de Manos Unidas, porque fue el primero. Y también porque premiaron un reportaje con el que me dejé la piel en Etiopía y que para mí es muy especial: Por ser niñas.
En relación con la inmigración y con el blog Migrados, ¿qué consideras de la situación actual que vive Europa, con la masiva llegada de inmigrantes de Siria?
Que es lamentable que no les demos una acogida mejor, que es una vergüenza que los dejemos al otro de las vallas o que permitamos que se ahoguen en el Mediterráneo. Que como especie, damos pena.
¿Consideras la respuesta europea suficiente? ¿Y de España?
Absolutamente insuficiente. Europa pone cupos y dice que no puede acoger a más personas. Hay países africanos que tienen muchos menos recursos que los europeos y están acogiendo muchísimos más refugiados. Ahí tienes a Níger, el país menos desarrollado del mundo, recibiendo nigerianos que huyen de Boko Haram. ¡Y solo el 20% están en campos porque la mayoría son acogidos en aldeas, por la gente de allí! Después de conocer casos como estos, viene el Gobierno español a decirme que no tenemos recursos y yo me río por no llorar. Los titulares con cifras de ahogados en el Mediterráneo se mezclan con los que describen políticas represivas de la Unión Europea y España: vallas más altas, controles fronterizos, agresiones a inmigrantes…  Ahora el Gobierno ha incluido una partida de 400 millones de euros para  ayuda a refugiados pero ni siquiera hemos cubierto los cupos a los que nos habíamos comprometido. Cupos ridículamente bajos, por otra parte… En fin, es un tema que me enfada y que me daría para escribir un libro.
Y respecto a Africa, ¿Cuál crees que es el principal problema del continente?
África tiene unos cuantos problemas, como todos los continentes. Para mi gusto, el mayor quizá sea la corrupción, que entorpece cualquier atisbo de mejora. Se pierde tanto dinero por culpa de esta lacra… Dinero y recursos que podrían mejorar las vidas de muchos.
¿Piensas que tiene solución? ¿Le ves un futuro?
Creo que no hay solución definitiva para ello, la corrupción existe en todas partes, mira España… Pero sí creo que puede mejorar mucho, cada vez hay más mecanismos de control, y la ciudadanía es uno de ellos, cada vez más poderoso. África no es el continente del futuro, es el continente del presente. En él viven 1.200 millones de personas, la mayoría jóvenes con ganas de cambiar las cosas, de mejorar sus países y su realidad. Tienen desafíos importantes por delante, sobre todo en cuanto a reducción de la pobreza, acceso a la sanidad, la educación y las infraestructuras, el control de la corrupción y la consolidación de democracias reales… Pero también tiene muchas herramientas, a menudo leo historias que me hacen envidiar el empuje y la iniciativa en países como Senegal, Costa de Marfil, Etiopía…
Cambando de tercio, aparte de tu trabajo en El País, eres una apasionada del viaje y a raíz de ahí has creado un blog, Reportera nómada, con el que has obtenido algún premio, como el premio “Educa de lola-hierroFotografía”. Cuéntanos. ¿Qué buscas con él?
Reportera Nómada es mi terapia. Es como un diario donde escribo sin orden ni concierto lo que más me apetece, sin ponerme restricciones ni normas de ningún tipo. También es mi manera de recopilar recuerdos que, si no escribiera, se me olvidarían y me daría mucha pena. Podría hacer todo esto en un diario privado pero me gusta compartirlo por si sirve de algo a alguien: desde organizarse un viaje hasta ponerse de buen humor. Una de las cosas más bonitas que me aporta este blog es recibir comentarios de gente que no conozco de nada diciendo que mis relatos les animan, les inspiran, les hacen viajar desde el sitio…
En alguna entrevista hablas de gente que has conocido viajando, a los que admiras y que viven de las maneras más curiosas. ¿Cuáles son? Pon algún ejemplo.
Admiro a personas que viven en contextos y lugares complicados, en situaciones extremas, y lo han elegido así porque quieren ayudar a los demás. En Etiopía conocí a muchos misioneros de la iglesia católica que me dejaron profundamente conmovida. Yo no soy católica, ni creyente, pero eso no tiene nada que ver, no es una cuestión religiosa, sino de humanidad. Un ejemplo es la sister Maru Solís, perdida en las profundidades de Etiopía desde hace más de 20 años, en un ambiente muy desfavorecido. O mi amigo el pediatra Iñaki Alegría, en el mismo país, que trabaja como un león por sus niños y salva vidas contra viento y marea. Ellos podrían elegir vivir cómodamente en sus países de origen, con sus familias, y han renunciado a ello para arrimar el hombro. También admiro mucho a personas que trabajan por sus comunidades aunque eso signifique jugarse la vida. Pienso en los chicos de Casa Kolacho, en Medellín, que montaron todo un movimiento cultural con el rap, el grafiti y el break dance como banderas para sacar de la violencia y del narcotráfico a jóvenes de la Comuna 13 de Medellín (la de ellos, y una de las más peligrosas). Lo han hecho desde hace 20 años siendo ellos mismos vecinos de esa Comuna, han asesinado a compañeros suyos durante el camino. O a líderes comunitarios como Jairo Maya, que falleció este año, tan enfrentado a quien hiciera falta para dignificar y defender los derechos de sus vecinos, en otra comuna de Medellín. O a las víctimas de las FARC y de los paramilitares que han levantado cabeza y han rehecho sus vidas pese a la violencia sufrida, a la pérdida de familiares y al desplazamiento forzado que han vivido. Dios, no sé, el mundo está lleno de personas admirables.
Dices en alguna entrevista, que no hemos venido al mundo a estar de brazos cruzados. ¿Qué le dirías a la gente que dice que no podemos hacer nada para cambiar el mundo? ¿Cómo les pedirías colaborar?
Cada uno desde su pequeña parcela. No creo que podamos cambiar el mundo, pero sí podemos cambiar o mejorar los pequeños mundos de muchas personas. Y no es tan difícil. A menudo me escriben personas que quieren marcharse a África (a cualquier parte del continente) a ayudar (hacer lo que sea). Yo les digo que eso no es útil si no saben exactamente qué hacer, y que si quieren echar una mano no tienen que embarcarse en una aventura tan complicada. No hay más que mirar en nuestros barrios para darnos cuenta de que en ellos, seguramente, hay un comedor social, o hay un centro de atención a personas sin recursos… Podemos ayudar muchísimo sin salir ni siquiera de nuestra calle. Empecemos por ahí.
¿Cuál es tu visión de un “Mundo Mejor”? O dicho de otra manera, ¿si tuvieras una varita mágica y pudieras cambiar cosas…qué harías, aunque suene a utopía?
Dar acceso a agua y a una educación decente a todas las personas del mundo. Creo que con solo esas dos cosas ya se puede mejorar la vida de toda la humanidad, se puede conseguir todo.
¿ Y cuál crees que es tu aportación a este Mejor Mundo? ¿O cuál te gustaría que fuera?
Yo escribo, no sé hacer otra cosa. Cada vez que publico un reportaje, imagino que a lo mejor esa historia cae en manos de alguien que puede hacer algo por los protagonistas que salen de ella. Eso sí es totalmente utópico, pero nunca se sabe. Con que una sola persona salga beneficiada de alguna manera, ya sirve.
Una pregunta personal… ¿ Tu mayor sueño?
No pienso mucho en el futuro, no tengo grandes sueños por cumplir. Intento vivir el día a día y me conformo con ver a mi familia y seres queridos bien, con cubrir mis necesidades, seguir aprendiendo, trabajando y conociendo personas buenas y lugares nuevos.
Otra personal….Te atreves a fotografiar “Algo más que un viaje”?
Si me llevas en un tándem, sí. Pero yo no pedaleo nada, tienes que poder tú solo con mi peso y el de mis trastos.
 

RESUMEN DESTACADO:

“No creo que podamos cambiar el mundo, pero sí podemos cambiar o mejorar los pequeños mundos de muchas personas. Y no es tan difícil.”
“…Níger, el país menos desarrollado del mundo, recibiendo nigerianos que huyen de Boko Haram. ¡Y solo el 20% están en campos porque la mayoría son acogidos en aldeas, por la gente de allí! Después viene el Gobierno español a decirme que no tenemos recursos y yo me río por no llorar.”

 
Espero que os gustara la entrevista!
Por último, aprovecho para presentaros también mi reto personal en favor de Fundación Recover. ¿Llegaremos a los 6.000€ por una mejor sanidad en África? ¿O los superaremos?
Os animo a clickar el enlace o la imagen a continuación. Un pequeño esfuerzo personal puede ayudar mucho! Adelante!!!! 🙂
http://www.migranodearena.org/es/reto/12314/africa-a-pedales-el-reto-de-alfons-a-favor-de-fundacion-recover/

 
[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

By |2016-11-21T11:23:33+00:00noviembre 21st, 2016|Entrevistas "Un Mundo Mejor", Un Mundo Mejor|0 Comments

Leave A Comment